La fotografía que puedes ver sobre estas líneas está partiendo Facebook por la mitad. A un lado, los que no ven en ella más que un perro normal y corriente; al otro, los que opinan que en ella hay algo extraño, siniestro o hermoso en función del gusto. El caso es que el can, llamado Yogi, se ha hecho famoso en los últimos días. Cientos de personas están convencidas de que su rostro parece el de una persona… e incluso le han buscado parecidos con varios famosos.

El blog The Dodo nos cuenta la historia detrás de la imagen que está dando la vuelta al mundo. Esta bitácora, especializada en curiosidades sobre el mundo animal, atribuye la sensación de humanidad que mucha gente percibe al mirarle a su penetrante mirada y la forma de sus labios. Pero no todo el mundo siente lo mismo; y de hecho, su propia dueña jamás había advertido nada llamativo en la cara del perro… hasta que compartió una foto suya en su cuenta de Facebook.

La propietaria, Chantal Desjardins, explica que comenzó a recibir comentarios de amigos y conocidos que aseguraban que Yogi «parece una persona en el cuerpo de un perro». Uno de sus contactos decidió compartir la fotografía en Reddit para conocer la opinión de otros internautas. En cuestión de horas, la mascota de Chantal se convirtió en una auténtica celebridad de la red. Muchos se declaran fans incondicionales de Yogi, otros confiesan que su rostro les produce inquietud.

«Primero me reí, luego me sentí incómodo… ahora estoy entre ambas cosas, intentando desesperadamente convencerme de que no es más que un montaje», explica uno de los usuarios que han comentado la imagen. No hay trampa ni cartón: Chantal Desjardins ha publicado en sus redes sociales vídeos en los que se puede ver al mismo perro, comportándose de manera normal.

Como cabía esperar, los parecidos razonables no han tardado en aparecer. En tono de broma, hay quien apunta que Yogi se parece a Nicolas Cage disfrazado de ewok. A otros les recuerda a Jake Gyllenhaal o a Leonardo DiCaprio. Su dueña acepta los chistes con buen humor. Para ella, este cruce de Shih Tzu y caniche es sencillamente perfecto. «Es muy dulce, el cachorro más suave y peludo del mundo», sentencia.

Vía http://www.abc.es/