Luego que que trascendiera la noticia sobre que sujeto que se dirigía a Puerto Madryn fuera detenido en Sierra Grande, como presunto estafador por clonación de tarjetas, advirtieron a la comunidad desde las entidades bancarias.

Todo luego de que un hombre oriundo de Formosa fuera detenido en un control realizado a la altura de la ciudad rionegrina de San Antonio Oeste cuando llevaba consigo un bolso con 600 tarjetas de crédito y débito, documentos, pasaportes y dinero en efectivo, según amplió ayer Gendarmería Nacional.
El sospechoso fue apresado durante un control de rutina sobre la ruta nacional 3 a un colectivo de larga distancia proveniente de Formosa y con destino Río Gallegos.
En el lugar, se logró incautar gran cantidad de tarjetas de plásticos con cinta lectora sin impresiones, posiblemente para ser clonadas, como así también diversas tarjetas de débitos con inscripciones de diferentes entidades bancarias.
También tenía en su poder elementos electrónicos para la impresión de tarjetas magnéticas, lectores, celulares, una notebook, discos rígidos portátiles y dinero de diversas nominaciones y nacionalidades. Dicho accionar del personal de Gendarmería, logró incautar gran cantidad de tarjetas de plástico con cinta lectora sin grabado, posiblemente para ser clonadas, como así también diversas tarjetas de débito con inscripciones de diferentes entidades Bancarias, elementos electrónicos para impresión de tarjetas magnéticas, lectores de tarjetas, celulares, notebook, discos rígidos portátiles y dinero de diversas nominaciones y nacionalidades.
Personal de la Fuerza tomó contacto con el Juzgado Federal de Primera Instancia de la ciudad de Viedma, a cargo de la doctora Mirta Susana Filipuzzi, secretaria federal penal doctora María Mercedes Barcos,

Skimming

La clonación de tarjetas de crédito o débito, conocida como Skimming, resulta una práctica cada vez más peligrosa ya que los avances técnicos juegan a favor del delincuente, según un informe arribado al Banco Central por la entidad BBVA.
El método de clonación es tan rápido que cualquier persona puede convertirse en víctima sin haber sentido ningún tipo de anomalía en los procesos de pago habituales. Los ladrones consiguen acceder a nuestros datos para transferirlos a una tarjeta en blanco o realizar transacciones online, para lo que ni siquiera hará falta el clonado físico.
Podríamos llegar a pensar que este tipo de engaños solo está al alcance de las grandes organizaciones. Pero con métodos preventivos y con algunos consejos, podremos evitar, en gran medida, ser víctima de estas estafas.
La entidad bancaria citó un ejemplo: “Vas a comer a un restaurante de lujo muy conocido internacionalmente y pagás con tarjeta. El camarero la recoge y comprueba el DNI. Se lleva la tarjeta hacia la caja y vuelve para que le firmes el recibo.
Los clonados de tarjeta se producen con un pequeño aparato llamado Skimmer de bolsillo. El nombre ya nos indica que es un aparato realmente pequeño y difícil de detectar tanto por nosotros como por los jefes de personal. El camarero que nos ha cobrado puede esconder este pequeño aparato en su pantalón y utilizarlo tras un mostrador o mientras camina hacia la caja al esconderlo en la mano.
Su funcionamiento es sencillo. El Skimmer es un aparato que utiliza la tecnología usada por los cajeros automáticos para leer la banda magnética de las tarjetas. En este caso se realiza la lectura pasándola por una pequeña ranura y los datos quedan almacenados para transferirlos posteriormente a un ordenador.
Esto puede pasar en cualquier comercio mediante hábiles movimientos de mano y juegos de despiste. Imaginen lo siguiente: al pagar, el cajero comprueba que el lector no funciona así que lo pasan por otro que, ahora sí, acepta el cargo. Podría esconder un Skimmer en el primer terminal y haber realizado la copia delante de nuestros ojos.
También nos pueden copiar los datos al pasar la tarjeta por un cajero que haya sido manipulado para esconder el Skimmer o si perdemos o nos roban la cartera.

Cómo estar prevenidos

No pierdas de vista la tarjeta cuando realices un pago.
El lector que se utilice debe ser el habitual proveído por los bancos y cajas.
Si en el restaurante donde vas a pagar no dispone de lector móvil, quizás resultaría más seguro el pago en caja.
En los cajeros o comercios se recomienda tapar el tecleo del pin con una mano, ya que los Skimmers se acompañan de cámaras para leer el número secreto.
Comprueba con asiduidad los extractos bancarios. No olvides que la mayoría de los bancos ofrecen servicios online por lo que podremos hacerlo cómodamente desde casa.
Utiliza las alarmas SMS o de la aplicación para smartphones de tu banco para que te envíen una alerta cuando se realicen cargos con la tarjeta.
Evita los cajeros situados en la vía pública siempre y cuando sea posible. Es más probable que hayan sido manipulados, alertaron desde los bancos.