El juez de control de General Acha, Diego Ariel Asin, condenó a una madre, como autora material y penalmente responsable del delito de lesiones leves agravadas por el vínculo, a la pena de seis meses en suspenso en el marco de un juicio abreviado. La víctima fue una hija.

Además, y de acuerdo a lo convenido por las partes, le impuso como reglas de conducta por dos años las siguientes obligaciones: fijar domicilio, someterse al contralor del Ente de Políticas Socializadoras, abstenerse de usar estupefacientes y abusar de bebidas alcohólicas y realizar un tratamiento psicoterapéutico.

Con las pruebas reunidas por el fiscal Juan Bautista Méndez, el magistrado dio por probado que en mayo del año pasado, la madre “agredió físicamente con una soga a su hija, causándole lesiones en distintas partes del cuerpo”. El hecho ocurrió en la vivienda familiar.

El abreviado fue propuesto por Méndez, el defensor oficial Marco Mezzasalma y la imputada, una ama de casa de 28 años. La denuncia fue formulada por las autoridades del colegio donde concurre la niña.