Otro golpe al bolsillo que impacta en la inflación: el gas sube 40% desde abril

El gobierno nacional anunciará este mediodía un nuevo aumento en la tarifa del gas. Según trascendió, oscilará entre el 30% y el 40 por ciento. El impacto de la suba dependerá del nivel de consumo de cada usuario.

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, informará los cambios –que empezarán a regir en abril– durante un acto que se realizará este mediodía en el Palacio de Hacienda.

Durante las audiencias públicas de febrero, las distribuidoras habían pedido subas de hasta el 55 por ciento. Finalmente, la administración pública parece haberle puesto un tope a esos requerimientos.

El último ajuste tarifario se registró en diciembre del año pasado,. El próximo aumento de este año sería en octubre, pero la estimación actual es que sea de menor magnitud que el que se anunciará hoy.

Si se suman los aumentos de diciembre y el de abril, las boletas de gas acumularon un salto de 100 por ciento. En noviembre, un usuario de Metrogas R2-2 (bajos consumos) pagaba un promedio de $309 mensuales (o $ 618 bimestrales). Luego de diciembre, esa factura llegó a $478. Ahora llegará a $670 mensuales ($1.340 bimestrales).

Otra expectativa para el acto de hoy es un anuncio por parte del ministro Aranguren sobre un nuevo esquema de facturación. El mismo permitiría reducir el impacto de los altos consumos de los meses de invierno a través de un pago en cuotas en el período estival.

Durante las audiencias públicas, se había sugerido una “tarifa plana” de tal forma que los clientes paguen lo mismo todos los bimestres. De esa forma, las facturas del invierno que típicamente son mayores quedarían compensadas con las boletas con importes más bajos del verano. Pero desde Enargas habrían descartado la idea porque los Defensores del Pueblo se opusieron durante las audiencias.

En el caso de la producción de gas o del “Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST)”, también entrará en vigencia una nueva instancia del sendero de reducción de subsidios establecido en 2016, por la cual el Estado mantendrá su aporte equivalente al 31 por ciento del precio del gas con vistas a anularlo definitivamente en octubre de 2019.

Una meta casi imposible

Este nuevo aumento en un servicio público, sumado a incrementos en otros sectores sensibles como el transporte, tornan de muy difícil cumplimiento la estimación anual oficial de inflación de 15 por ciento. En los primeros dos meses del año, el Indec informó un salto en el costo de vida de 4,2 por ciento. Ya se especula con que marzo estará por arriba del 2% y abril asoma como un mes muy complicado para el bolsillo.

Recientemente, en una entrevista televisiva, el presidente reconoció que los precios están bajando a “una menor velocidad” de lo que había imaginado cuando asumió la Presidencia. No obstante, insistió en pedir que juzguen su gestión en virtud del índice de pobreza. Este miércoles tendrá noticias sobre ello desde el organismo oficial de estadísticas.

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: