Los productos pesqueros que tienen mayor demanda en Semana Santa registraron un aumento en las pescaderías de alrededor del 30 por ciento en relación al año pasado.
La Iglesia católica recomienda evitar las carnes rojas durante el Viernes Santo, en señal de ayuno y abstinencia, pero no exige a los creyentes comer pescado, sin embargo para esta celebración religiosa se produce un alto consumo de este producto.
En 2017 respecto de 2016 un informe de la Cámara de la Mediana Empresa (CAME) indicó que hubo aumentos del 25% mientras que todavía no hizo el sondeo de 2018.
Sin embargo NA pudo comprobar que el kilogramo de filet de merluza pasó de 110 a 165 pesos, el kilo de salmón rosado se llegó a pagar 275 pesos y ahora trepó a 480; la corvina evolucionó de 95 a 115 pesos el kilo y el filet de trucha se vendía 250 pesos el kilo y ahora el de trucha salmonada y también Arcoiris a 360 pesos el kilo (pero es un producto de mayor calidad), el calamar entero se vende a 169 el kilo.
Viviana Testa, la dueña Pescadería Esturión, ubicada en la avenida Córdoba y Larrea de esta capital, consideró que los consumidores de Semana Santa, “se están moviendo de a poco porque la situación económica es difícil”.
“Todavía no ha habido un aluvión. A nosotros nos interesa mantener los clientes de todo el año”, añadió Testa.
La comerciante evaluó que los precios de los productos pesqueros en Buenos Aires subieron “respecto de 2017 más de un 30 por ciento en promedio”.
En esta concurrida pescadería que se caracteriza por tener precios acomodados se comercializa también comida preparada: la empanadas de atún, salmón y calamar están a 26 pesos cada una, el kilo de filet al horno de merluza y de brótola oscila entre 230 y 240 pesos el kilo.
Mientras que el rol de sushi con 10 unidades se compra a 145 pesos; las hamburguesas de merluza, 28 pesos cada una; la paella a 90 pesos la porción de 400 gramos, mientras que el cono de rabas está a 99 pesos y los 100 gramos de langostinos a la provenzal, 70 pesos y de pulpo con la misma preparación a 75$.
En tanto, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires organizó una Feria de Pescadores en plena calle con ofertas especiales más baratas este miércoles entre las 16:00 y las 21:00 sobre avenida Brasil y Lima, en el barrio de Constitución. Se cocinará una paella gigante que se comercializará a 99 pesos la porción de 350 gramos o 299 pesos el kilo para tres personas, bastones de pescado frito y rabas.
El calamar entero fue fijado en 90 pesos el kilo; la colita de calamar, 49 pesos; los cornalitos a 80 pesos el kilo; la corvina entera a 59 pesos el kilo, mientras que el filet de gatuzo se venderá 130 pesos el kilo; el pollo de mar 125 pesos y mix de mar (surtido para paella, diez porciones) a 199 pesos.