La Fiscalía venezolana informó hoy que un motín en la cárcel de Carabobo, en el norte de Venezuela, dejó un saldo de 68 muertos.

El motín se desató en la tarde del miércoles, cuando varios detenidos tomaron como rehén a uno de los guardias, al parecer durante una requisa, y decidieron provocar un incendio con colchones que se salió de control.

El fiscal general de Venezuela, Tarek Saab, confirmó en Twitter la cifra de 68 muertos y anunció una investigación. Entre los muertos hay, al parecer, dos mujeres que visitaban a familiares.

“El Ministerio Público informa a la opinión pública que ante los terribles hechos acaecidos en la Comandancia de la Policía del Estado Carabobo, donde por un presunto incendio fallecieron 68 personas, hemos designado 4 fiscales para esclarecer estos dramáticos hechos”, dijo Saab en Twitter.

Señaló en otro tuit que tras las “indagaciones preliminares”, son 66 los hombres muertos así como dos mujeres “que se encontraban en calidad de visitantes” y que a todos “se les realizaron los respectivos protocolos de autopsia y entrega respectiva de los cuerpos a sus familiares”.

El Ministerio público garantizó profundizar las investigaciones “para esclarecer de forma inmediata estos dolorosos acontecimientos que ha enlutado a decenas de familias” así como “establecer las responsabilidades a que haya lugar”, aseguró en otro mensaje el que también fuera Defensor del Pueblo.

En las celdas de la comandancia de la policía regional hay muchos presos preventivos.

Numerosos familiares de presos, entre ellos muchas mujeres, se reunieron delante del centro de detención a la espera de noticias de sus seres queridos pero fueron repelidos por agentes antimotines, según se vio en imágenes de la televisión.

Vía lanueva.com