En España una mujer se sometió a un tratamiento de medicina alternativa conocido como apiterapia y falleció luego de la sesión.

El procedimiento es similar a la acupuntura, pero en lugar de agujas se utilizan abejas vivas que inyectan el veneno en las personas, algo que resultó letal para la paciente de 55 años según el Diario de Investigaciones Clínicas Alérgicas e Immunológicas.

La mujer realizó el tratamiento durante dos años sin complicaciones, hasta que tuvo una falla orgánica múltiple: “Ella desarrolló sibilancias, disnea y pérdida repentina de la conciencia inmediatamente después de una picadura de abeja. Las presión arterial de la mujer le causó un derrame cerebral masivo y un coma permanente”.

Desde el Hospital Universitario Ramón y Cajal de España, informaron: “Hasta donde sabemos, este es el primer caso reportado de muerte por apiterapia con veneno de abeja debido a complicaciones de anafilaxis severa en un paciente confirmado que previamente era tolerante. Los eventos adversos relacionados con el tratamiento del veneno de abeja son frecuentes. Por lo tanto, los profesionales de la terapia con veneno de abeja deben ser cautelosos al aplicarlo en la práctica clínica diaria, y se debe garantizar la educación y las calificaciones del profesional con respecto al uso de la terapia de veneno de abeja”.

Además los especialistas encargados de elaborar el informe se encargaron de revelar que en esta práctica con abejas los riesgos exceden a los beneficios, por lo que es desaconsejable.