Una parte de la ruta 9, a la altura de Colonia Caroya en Córdoba, quedó cubierta por un manto blanco. Los vecinos, se apresuraron a llevarse el azúcar.

“Estamos aprovechando porque la azúcar está cara y no hay plata”, le dijo una mujer a un periodista que se acercó con la cámara, mientras levantaba azúcar del piso con las manos y la depositaba en una bolsa. “Está rica, ya la probé”, agregó, entusiasmada.

La escena se vio ayer a la mañana en la localidad cordobesa de Colonia Caroya, donde un camión tuvo un accidente. Según informaron los medios locales, se trata de un vehículo que había salido de Tucumán para llevarle un cargamento de 30.000 kilos de azúcar a una planta de Coca-Cola.

Por razones desconocidas, el chofer del camión, Diego Geréz, perdió el control del rodado y dio un vuelco sobre el kilómetro 751 de la ruta nacional 9. El camión se abrió y una montaña de azúcar cubrió completamente el pavimento.

Fue cuestión de minutos hasta que empezaron a aproximarse vecinos con enormes bolsas, entusiasmados por llevarse unos cuantos kilos de azúcar gratis. “Hay que aprovechar la oportunidad porque está cara”, comentó uno de ellos, y estimó que la bolsa que acababa de llenar tendría 50 kilos.

La gente no se retiró hasta que la cinta asfáltica volvió a aparecer debajo de la montaña blanca.

Fuente: lagaceta