A raíz de los patrullajes cotidianos que realizan las fuerzas federales en puntos estratégicos del territorio, el Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, incautó 307 kilos de marihuana en la provincia de Corrientes. Fue a través de la Gendarmería Nacional, que detectó la maniobra y halló la droga “enfriada” a la vera del río Paraná.

“Este decomiso tan importante fue posible gracias al esfuerzo de los efectivos que patrullan día a día, las 24 horas, para prevenir y combatir los delitos complejos. Nuestro objetivo más importante es evitar que la droga llegue a los barrios”, aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien promovió elOperativo Conjunto Abierto de Frontera (OCAF) que coordina el subsecretario de Control y Vigilancia de Fronteras, Matías Lobos.

La operación “Bolsones fríos” fue desarrollada por el Escuadrón Ituzaingo de la Gendarmería Nacional –institución que comanda Gerardo Otero- en inmediaciones a un reconocido hotel de Puerto Rzepecki. En la zona de acceso al complejo, los uniformados dieron cuenta de dos hombres que, en forma sospechosa, se iban del lugar tras observar que se acercaba la patrulla.

En base a ello, se instruyó un exhaustivo rastrillaje en la costa del río Paraná adyacente a la ruta nacional 12. En primer término hallaron cinco bolsones que acondicionaban 171 paquetes rectangulares tipo “ladrillo” que, tras el narcotest, se verificó que se trataba de 114 kilos 820 gramos de marihuana.

A escasos seis kilómetros, en Ita Ibaté los gendarmes detectaron otro cargamento “enfriado” a la vera del río, a la espera de que otros miembros de la organización las retiraran y se encargaran de su acopio y distribución. La requisa verificó que, distribuidos en 309 panes, había otros 192 kilos 173 gramos de la sustancia ilegal.

Las fuerzas federales multiplicaron su presencia en la zona desde el Operativo Sapucay, en el cual se arrestó al intendente de Itatí, al vice y al comisario de la localidad por sus vínculos con el narcotráfico. Desde ese entonces se profundizó el despliegue de efectivos con el objetivo de desarticular todo el entramado criminal y sus conexiones.

A instancias del Juzgado Federal de Corrientes N° 2, se decomisaron los 307 kilos de marihuana y se instruyó a las fuerzas a profundizar la investigación hasta dar con todos los responsables. Un paso más hacia una Argentina sin narcotráfico.