Minutos antes del mediodía de este miércoles falleció en el servicio de terapia intensiva del Sanatorio Alberdi el condenado por delitos de lesa humanidad Miguel Tomas Garbi.

Garbi, que cumplía su condena con prisión domiciliaria, había ingresado en ese nosocomio en horas de la mañana con un grave cuadro de infección cardiorespiratoria, custodioado por personal de la delegación Santiago del Estero de la Policía Federal.

Fue el exsegundo jefe del Departamento de Informaciones Policiales, centro de operaciones de los grupos de tareas represivos y que también funcionó como centro clandestino de detención de presos políticos.

Fue condenado por numerosos delitos de lesa humanidad a prisión perpetua. El Tribunal Oral Federal de la Megacausa 3 de Derechos Humanos le concedió posteriormente la prisión domiciliaria.