Milagros Peñalba tiene 16 años, es salteña y también una de las más jóvenes que participó de la ronda de expositores durante la penúltima jornada de debate en el Senado por la legalización del aborto, que ya tiene media sanción de Diputados. Durante su exposición y con el pañuelo verde en una de sus muñecas, dejó duros datos sobre la realidad en la provincia.

Peñalba dio sus argumentos y no anduvo con vueltas a la hora de describir lo que viven las adolescentes en su provincia. Su exposición sin dudas la posicionó entre las más destacadas del ciclo de debate. Algunos la criticaron duramente, otros la aplaudieron como nunca en su vida. Lo cierto es que no pasó desapercibida.

 

Milo, como le dicen, es coordinadora de Estudiantes Secundarios por el Aborto Legal. A su corta edad, ya tiene experiencia en cuanto a militancia por el derecho de las mujeres. Ya participó en varios debates y jornadas de concientización con referentes de la talla de Lucrecia Martel o Mónica Menini.

“No tenemos educación sexual, pero si quedamos embarazadas nos echan del colegio. Si abortamos, nos llaman asesinas”, dijo Milagros Peñalba en la penúltima jornada de debate en el Senado por la legalización del aborto.