La Administración Nacional de Seguridad Social confirmó que el aumento a partir de setiembre de las jubilaciones y demás prestaciones sociales será del 6,68%. También restableció las asignaciones familiares para los trabajadores en relación de dependencia y las prestaciones de riesgos de los trabajadores de las “zonas desfavorables” que habían sido anuladas y luego suspendidas por las fuertes críticas de las provincias involucradas.

La Resolución 125, publicada este jueves en el Boletín Oficial, confirma la reducción de los ingresos para percibir esas asignaciones.

El piso salarial subió de $ 200 a $ 3.004,25
El límite de ingreso individual se redujo de $ 47.393 a $ 41.959
El ingreso familiar de $ 94.786 a $ 83.917
No pudiendo ningún integrante superar más de $ 41.959.
El nuevo límite mínimo de ingresos no se aplica a los beneficiarios de la Prestación por Desempleo y el mínimo y el tope no se aplica para los hijos con discapacidad.

 

Por su parte, también “la base mínima para el cálculo de los aportes y contribuciones al Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), aplicable a partir del mes de septiembre de 2018 es de $3.004,25”, dice la Resolución.

En base a esta resolución, la asignación por hijo será a partir de setiembre:

Con ingresos familiares (IGF) entre $ 3.004,25 y $ 26.129 será $ 1.684
IGF entre $ 26.129,01 y $ 38.322: $ 1.134
IGF entre $ 38.322,01 y $ 44.244: $ 683
IGF entre $ 44.244,01 y $ 83.917: $ 350.
En las zonas desfavorables estos valores son superiores y pueden ascender según los ingresos familiares hasta $ 3.635, $ 2.990, $ 2.702 y $ 1.372, como es el caso de Santa Cruz y Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur.

En el caso de los monotributistas, los valores prenatal y por hijo son:

Categorías A, B, C: $ 1.684
D: $ 1.184
E, F, G, H, I: $ 683
J, K: $ 350
Con el aumento del 6,68%, los jubilados y demás beneficiarios de prestaciones sociales acumularán en 12 meses – en setiembre de 2017 fue el último aumento con la anterior fórmula- un incremento del 19,2% cuando se espera que la inflación registre una suba de más del 31%.

Fuente: Clarin