Se encuentra disponible en https://consultapublica.argentina.gob.ar/, la Consulta pública abierta en el marco de la elaboración del Plan Nacional Anticorrupción 2019-2023.

El Plan Nacional Anticorrupción 2019-2023 se trata de una iniciativa del gobierno nacional a fin de planificar coordinada y estratégicamente las políticas en materia de integridad y lucha contra la corrupción de la Administración Pública Nacional centralizada y descentralizada, a ser implementadas en el próximo quinquenio. Permitirá complementariamente, alinear las políticas públicas en materia de lucha contra la corrupción a nivel local, con los compromisos y obligaciones que ha asumido la Argentina en el marco de diversos organismos internacionales.

 

El Plan Nacional Anticorrupción contemplará la totalidad de las políticas públicas a promover por los diversos organismos que componen la Administración Pública Nacional a fin de dar cumplimiento a los siguientes Objetivos Prioritarios: Fortalecimiento institucional; Modernización del Estado e Inserción inteligente al mundo. Dichos Objetivos estarán vinculados, a su vez, con el seguimiento de los siguientes Lineamientos estratégicos: Transparencia y Gobierno Abierto, Integridad y Prevención e Investigación y Sanción, que serán desagregados, por su parte, en diversas Temáticas específicas, entre las que se encuentran: Acceso a la información, Gobierno Abierto, Modernización administrativa, Ética pública, Recupero de activos, Sistema de denuncias y protección, entre otros.

Las ventajas de impulsar este tipo de iniciativas son numerosas: otorgan previsibilidad a la gestión, impactando positivamente tanto en el contexto nacional como internacional; promueven la rendición de cuentas y el escrutinio de la ciudadanía; generan mayor conocimiento sobre la ejecución de las políticas, permitiendo a los responsables tomar mejores decisiones; favorecen la coordinación intergubernamental de todos los organismos involucrados; facilitan la toma de decisiones sobre políticas en general, y sectoriales en particular; generan responsabilidad específica en todas y cada una de las jurisdicciones, así como indican compromisos y acciones claras a actores internacionales e inversores.

La amplia participación de todos los actores interesados es fundamental para la elaboración de una planificación integral e integrada, ya que permite tener una visión más amplia de la problemática, favorece la incorporación de diversos elementos y puntos de análisis, además de fortalecer a través de su utilización, una instancia de diálogo y apertura entre la ciudadanía y la Administración pública.