Es la famosa angina bacteriana, que no suele matar. La virulencia que presenta sorprende a los científicos. Ya son 5 muertos en una semana.

Un hombre de 40 años murió el lunes por la famosa angina con placas, que no suele ser letal, con lo que las víctimas ya son cinco y la virulencia con la que se presenta una enfermedad tan vieja como común desconcierta a la comunidad científica.

La víctima es de Pergamino, Buenos Aires, y se llamana Nicolás Dominé. Llegó el domingo con angina a una clínica privada y el lunes falleció.

La bacteria se ha cobrado la vida de niños en Posadas, Rosario, Avellaneda -en provincia de Buenos Aires- y Ciudad de Buenos Aires, con lo que este sería el primer caso de un adulto.

El Ministerio de Salud bonaerense informó que hay otros dos niños internados con el mismo cuadro: un niño de Beral de 4 años que presentó neumonía con derrame pleural y un niño de 5 años de Florencio Varela.
La Secretaría de Salud recomendó asistir a un centro médico ante el dolor de garganta, cosa que tiene a las guardias llenas de gente. Con el cuadro de angina con bacterias se deben suministrar antibióticos de inmediato.