La Federación Ibeoramericana del Ombudsman (FIO) pide a los gobiernos de la región que permitan el paso de ciudadanos venezolanos, aunque no cuenten con pasaporte, por tratarse de un asunto de carácter humanitario y urgente.

El pronunciamiento del organismo supranacional señala que los integrantes del mismo, defensores del pueblo, procuradores, comisiones de derechos humanos, son conscientes del alto flujo migratorio de personas originarias de Venezuela en países de la región como consecuencia de la crisis interna. Tal situación genera un gran impacto regional y preocupación internacional.

 

La FIO hará gestiones ante el Alto Comisionado de las Naciones Unidos para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) con el objetivo de encontrar las áreas en las que los miembros pueden ayudar.

La FIO pide expresiones de apoyo solidario para facilitar un estatus legal alternativo de protección para los venezolanos, que les permita tener un espacio donde habitar, acceder al trabajo, a la salud y a la educación.

El pronunciamiento Nº 7 del consejo de rectores de la FIO está firmado por Iris Ruiz Class, presidenta de la FIO y procuradora del ciudadano del estado libre de Puerto Rico; Alfredo Castillero, defensor del pueblo de Panamá; Deborah Duprah, procuradora federal de derechos humanos de Brasil; David Tezanos, defensor del pueblo de Bolivia; Francisco Fernández Marugán, defensor del pueblo de España y Raúl Alberto Lamberto, defensor del pueblo de la provincia de Santa Fe, Argentina.