La mamá de los chicos hizo la denuncia a la policía porque no podía contactar a sus hijos. Los cuerpos fueron encontrados con heridas de disparos.

El asesinato de dos chicos conmocionó a todos en Indiana, Estados Unidos. Un hombre de 50 años mató a sus hijos de 13 y 15 años, y después se suicidio.

 

El cuerpo de Michael Hunn fue encontrado junto al de sus hijos, Harrison y Shelby Hunn, en su domicilio de Zionsville.

El viernes a las 10:36, según informaron fuentes policiales, recibieron un llamado de alerta. “Una madre preocupada, que indicó que llevaba sin contactar con sus dos hijos desde el día anterior. Ambos estaban en casa de su padre en County Road 900 East, en el condado de Boone, y ese día no se habían presentado a la escuela».

La mujer había sido avisada por la escuela de la falta de los chicos. Intentó comunicarse con ellos por teléfono sin suerte, y fue hasta la casa del papá de ambos, pero nadie abrió la puerta.

Fue entonces cuando la mamá de los chicos, Stephanie Reece, llamó a la Policía, que se presentó en el domicilio de Hunn y encontró los cuerpos.
El hombre, tenía herida de bala aparentemente autoinfligida. Mientras que sus hijos también tenían heridas de balas. Por eso, la investigación apunta a que Hunn mató a los chicos y después se suicidó.

Según el portal de noticias IndyStar, la pareja se había separado en noviembre de 1017 y tenían tenencia compartida.

La mujer había pedido en un primer momento que la tenencia fuese reducida ya que el hombre tenía problemas con el alcohol. Finalmente, se acordó que fuese compartida a cambio de que Hunn se sometiese a controles de alcoholemia y pagara la manutención de sus hijos.

Foto: Facebook