Gracias a una entrega vigilada de 21 kilos de marihuana las fuerzas de seguridad nacional desbarataron a una banda de narcoencomiendas tras detener a siete personas en Santa Fe y Paraná.

El Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Patricia Bullrich, promueve el trabajo coordinado entre las fuerzas de seguridad federales para intensificar la lucha contra el narcotráfico y los delitos complejos en todo el territorio nacional. A raíz de una investigación criminal llevada adelante por personal de la Gendarmería Nacional y la Policía Federal, se logró desbaratar una organización dedicada a la comercialización de estupefacientes en Santa Fe. Como resultado, se incautaron más de 20 kilos de marihuana en una entrega vigilada y se detuvo a siete personas vinculadas a la banda.

 

“Esto demuestra la importancia de las nuevas técnicas de investigación que impulsamos desde el Ministerio. Con una entrega vigilada se puede seguir el hilo y llegar hasta la raíz de las bandas narcocriminales”, expresó la ministra Bullrich, cuya cartera instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que coordina Eugenio Burzaco.

Todo comenzó con un control desarrollado por personal de Gendarmería Nacional en el Paraje Fermín Rolón, sobre la Ruta Nacional 11. Los efectivos de la fuerza que conduce Gerardo Otero detectaron una encomienda con droga en un control de ruta. El cargamento de 21,310 kilogramos de marihuana fue interdictado por orden judicial y se dispuso realizar una entrega vigilada de la droga para poder identificar a todos los responsables de la maniobra.

El día de ayer, Gendarmería y Policía Federal desplegaron un operativo en la provincia de Santa Fe, en las inmediaciones de la terminal de ómnibus, donde se presentó una mujer a retirar el paquete que venía de Formosa. Inmediatamente se dispuso su detención junto con la de otro hombre que la esperaba a bordo de un auto. Los 21,310 kilogramos de marihuana fueron secuestrados.

El Juzgado Federal de Paraná, a cargo de Leandro Ríos, dispuso nueve allanamientos en la provincia de Santa Fe con el objetivo de identificar a todos los eslabones de la cadena delictiva. Como resultado de los mismos, se detuvo a otras cinco personas, todos hombres mayores de edad, y se secuestraron drogas, más de $18.000 en efectivo, un Volkswagen Gol, teléfonos celulares y documentación de interés.