Semanas atrás, el conductor del programa de radio “El Angel del Mediodía” se cruzó con una dirigente del Movimiento Evita de La Matanza que reclamaba un aumento en los planes sociales. “¿No te da vergüenza? Caradura, vividora. Sos una porquería. Vividora. Gusano. Sáquenla del aire”.

El 12 de septiembre, la fiscal Penal, Contravencional y de Faltas, Claudia Barcia, lo denunció por sus dichos ante el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, que dio intervención a la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas 18, especializada en Violencia de Género, a cargo interinamente de Federico Villalba Díaz, quien acaba de imputarlo por discriminación en contexto de violencia de género. La notificación dice que es por infracción al párrafo 2 del artículo 3 de la ley nacional 23592, que penaliza actos discriminatorios por motivos como raza, religión, nacionalidad, ideología, opinión política o gremial, sexo, posición económica, condición social o caracteres físicos. Está citado para el miércoles 3 de octubre a las 14.30.

 

La Fiscalía le dio intervención al INADI y a la Defensoría del Pueblo de CABA “para que ejerzan la facultad de actuar en el proceso como terceros coadyuvantes y asistir a personas que allí eventualmente lo requieran”.

Días atrás, a raíz de su ataque a la mujer del movimiento Evita, un grupo de manifestantes fue a escracharlo otra vez a la radio. El las insultó al aire: “Son unas roñosas sinvergüenzas”, Las mujeres hicieron entonces una presentación en el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), y ante la Fiscalía de Cámara especializada en Violencia de Género.

Etchecopar ya acumula varias denuncias en su contra

Todas son siempre por discriminación, pero su ataque a las mujeres es lo que más denuncias ha provocado. Se hicieron muy evidentes cuando al encontrar el cuerpo de Micaela García semienterrado entre pastizales cerca de la ruta nacional 12, en Gualeguay, violada y estrangulada, el periodista dijo: “si tu hija de 12 años sale mostrando las tetas con un tatuaje y haciendo trompita hay una provocación y el problema no es el degenerado, es la provocación’“.

A mediados del año pasado, la fiscalía contra la violencia hacia las mujeres (UFEM) lo denunció por haber difundido públicamente los números de teléfonos celulares de manifestantes que repudiaban sus dichos. Sus frases violentas hacia las mujeres le han costado numerosos escraches y cancelaciones de shows, en los que suele repetir las mismas frases discriminatorias que dice en su programa.

Que Baby Etchecopar use un medio de comunicación para dar sus discursos y pronunciar estas frases son un agravante en el delito. La libertad de expresión existe, pero hay que hacerse cargo de los dichos.

vía Clarin.com