Finalmente el Gobierno nacional decidió dar marcha atrás con el polémico pago retroactivo en la tarifa de gas por parte de los usuarios pensado para compensar a las empresas prestatarias ante la devaluación.

Ante los reclamos de la oposición y algunos sectores del gobierno, se decidió que no serán los usuarios quienes deberán abonar la compensación.

 

Lo que se resolvió, al respecto, es que serán las empresas productoras quieres deberán absorber una parte del costo y mientras que el correrá por parte del Estado, en cuotas hasta 2021.

Fue en un encuentro, en el que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio se reunió con los jefes de bloque en el Senado y les comunicó que aceptó la propuesta presentada por el radicalismo: que el 50% de la devaluación sea tomada por los productores de gas y el otro 50% sea asumido por el Gobierno nacional en 24 cuotas.

La confirmación se da horas después de que el presidente de la Nación, Mauricio Macri, asegure: “Me duele en el alma cada aumento, porque sé lo que les está costando llegar a fin de mes a los argentinos, pero no les puedo mentir: no me eligieron para que les mienta, sino para que los guíe al futuro”.