Autoridades de ese país le atribuyen a un joven la masacre en la secundaria de la ciudad de Kerch, en Crimea. Quedó descartado el ataque terrorista barajado en primera instancia.

El pánico y el desconcierto se apoderaron este miércoles por la mañana de una escuela secundaria en la ciudad de Kerch en Crimea, Rusia. Allí, “un artefacto explosivo improvisado” explotó en el comedor del establecimiento, causando 18 muertos y decenas de heridos.

El Comité Indagatorio de Rusia, en primera instancia, calificó de atentado terrorista la explosión mortal, sin embargo con el correr de las horas se determinó que quién causó el ataque fue un joven, aparentemente ex alumno del establecimiento.

Por eso, el comité de investigación de Rusia lo reclasificó como “asesinato en masa”, perpetrado por Vladislav Roslyakov, de 18 años quien tras causar la explosión, se habría suicidado.

fuente: crónica