Claudio Paul Caniggia es uno de los futbolistas iconos del fútbol argentino. Jugó en River pero siempre fue un confeso hincha de Boca. También jugó en Brandsen 805, aunque la camiseta de la Selección lo tiñó para siempre. Pero en la Cena Anual Solidaria que organizó Boca en La Rural, el Pájaro fue letal en su mirada sobre lo que pasó con River en el último tiempo.

 

“El descenso es difícil de tapar. Nunca lo van a poder digerir, que un club tan grande pierda la categoría…eso no podía ocurrir nunca y ocurrió. Eso no se tapa con nada”, resaltó Caniggia en Radio La Red. Y siguió: “Uno avanza y las cosas van quedando atrás, porque tenés que seguir. Pero el resto se lo va a recordar siempre. Si vas ganando cosas importantes como hizo River en el último tiempo lo vas pasando, pero será una mancha que quedará y es bastante dura”.

El Hijo del Viento se refirió a ese episodio al ser consultado sobre una hipotética final entre Boca y River en la Libertadores y lo que eso generaría. Pero para él, el descenso no se puede tapar con nada.

En relación a una final de la Copa, Caniggia resaltó que “una final entre Boca y River de la Libertadores sería espectacular porque sería bueno para el fútbol argentino. Para todos es mejor que sea entre ellos y de paso dejar afuera de los brasileros, que no los queremos”. Y volvió a dejar su mirada pintada de azul y oro: “Boca y River son dos grandes instituciones, con mucho prestigio, pero Boca es mucho más fuerte, mueve mucho más”.

Después, se dedicó a pensar en lo que se viene para Boca en esta Copa. “Cuando llegás a una semifinal puede pasar cualquier cosa. Boca se encuentra con un rival que posiblemente sea el mejor de los 4, que es duro, que juega bien y con (Luis Felipe) Scolari tiene algo más. Es el líder de Brasil. Pero eso no entra en la mente del jugador y del DT de Boca. En una semifinal puede pasar cualquier cosa. En estas instancias, con grandes equipos o instituciones, todo es posible cuando chocan jugadores de jerarquía aunque no esté en un gran momento futbolístico. Boca tiene las chances intactas. No está cualquier equipo adelante; es Boca…”

Caniggia debutó con la camiseta de River en 1985 y jugó allí hasta 1988, cuando fue transferido a Hellas Verona de Italia. Luego, en su regreso al país, jugó en Boca en el período entre 1995 y 1998.

Fuente: Clarín