Sapag inauguró la obra de agua potable para Añelo

Durante la ceremonia de habilitación de la planta, el gobernador destacó que “la obra se enmarca en un montón de iniciativas que tenemos que hacer en Añelo” y mencionó en tal sentido “la obra eléctrica para poner en producción 3.600 hectáreas, que demandará una inversión de 26 millones de pesos financiados por el programa de Servicios Agrícolas Provinciales, Prosap”.

Se puso en marcha este mediodía la obra de suministro de agua potable para la localidad de Añelo que -con una capacidad de bombeo de 120 metros cúbicos por hora- beneficiará no sólo a su población de más de diez mil habitantes, sino a toda su zona de influencia.

La obra demandó una inversión de más de medio millón de pesos y estuvo a cargo del municipio local, pero con el aporte técnico y de diseño del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS) y del aporte financiero del Ente Provincial de Energía del Neuquén (EPEN) y de empresas privadas que desarrollan su actividad en la región.

La ceremonia de inauguración se desarrolló en el mismo predio donde se encuentra la planta de agua potable y estuvo presidida por el gobernador Jorge Sapag, acompañado por la vicegobernadora Ana Pechen y el intendente local, Darío Díaz.

Durante la ceremonia de habilitación de la planta, el mandatario destacó que “la obra se enmarca en un montón de iniciativas más que tenemos que hacer en Añelo” y mencionó en tal sentido “la obra eléctrica para poner en producción 3.600 hectáreas, que demandará una inversión de 26 millones de pesos financiados por el programa de Servicios Agrícolas Provinciales -Prosap-; y que -al electrificar toda la zona- permitirá llevar electricidad a la meseta y al flamante Parque Industrial”.

En este punto, el mandatario señaló que “este aspecto resulta muy importante porque el parque industrial de Añelo tendrá un desarrollo exponencial a partir de la decisión de conducir los destinos de la empresa YPF por parte del gobierno nacional y los gobiernos provinciales; y por supuesto con el respaldo, apoyo e inversión de todas las empresas operadoras privadas”.

Sapag tuvo palabras de felicitación hacia el intendente y calificó su accionar como “la capacidad de dar respuesta a un problema con esta ejecutividad, con esta capacidad de gestión, demostrando ser un líder de un municipio que tiene grandes desafíos por delante”. Y celebró “tener en estos municipios del interior, dirigentes con solvencia y con capacidad de armar equipos y de aglutinar voluntades”.

Porque “para esta obra que, seguramente ronda el millón de pesos, el municipio no desembolsó dinero porque el intendente aunó voluntades, es decir, que trabajó con el aporte del EPEN -que hizo la línea eléctrica con una inversión de 400 mil pesos-; el EPAS que concretó todo el trabajo de ingeniería y desarrollo; las empresas hidrocarburíferas YPF, Total SA y Petrobras; y a la empresa Skanska, que cerró con alambre el predio y las instalaciones”. “Vaya también mis felicitaciones y agradecimiento a los trabajadores municipales por concretar la tareas de apoyo, zanjeo y tendido de alambrados”.

El gobernador aseveró que “esta es la manera de salir adelante, con la interacción entre lo público y lo privado, para poder lograr los resultados. Añelo hace mucho tiempo necesitaba esta respuesta estructural. Siempre fueron respuestas coyunturales” y no dudó en augurar que “Añelo seguirá creciendo y esto es una respuesta contundente”.

Reconocimiento del intendente

Previo al simbólico corte de cintas que puso en funcionamiento las nuevas instalaciones, habló el jefe comunal quien calificó al acontecimiento como “día histórico para la localidad” que “sufrió por tanto tiempo la escasez de agua”. Por eso “hoy nos enorgullece -a cinco meses de gestión municipal- inaugurar esta importante obra que dará solución definitiva al problema del agua aquí en Añelo”.

Luego de agradecer la directa intervención y respaldo recibido del gobernador Sapag y el ministro de Economía y Obras Públicas, Omar Gutiérrez, el intendente Díaz destacó que “las tareas se realizaron en tiempo récord y gracias a la firme disposición de la gente y a un buen equipo de trabajo”.

Y anunció varias obras que se concretarán -por acción municipal- en Añelo en los próximos meses, entre ellas “las cloacas y la red domiciliaria, capacitación para nuestra gente y la asistencia a problemáticas sociales” porque “estamos trabajando con la convicción que nuestro municipio será grande”.

Darío Díaz entregó presentes al gobernador Sapag, a las autoridades provinciales y a representantes de empresas petroleras instaladas en la zona y que colaboran permanentemente con la comuna; y también recibieron sus regalos los empleados municipales que trabajaron en la planta.

Durante el acto también se firmó un convenio marco de compromiso, cooperación e intercambio de información entre el ministerio de Economía y Obras Públicas y la municipalidad de Añelo.

También participaron la diputada nacional Alicia Comelli; el presidente del Concejo Deliberante local, Milton Morales; el ministro de Economía y Obras Públicas, Omar Gutiérrez; el subsecretario de Trabajo, Ernesto Seguel; autoridades del EPAS y del EPEN, entre otros funcionarios.

Obra de agua potable

El responsable del proyecto ejecutivo y la supervisión de los trabajos fue el ministerio de Energía, Ambiente y Servicios Públicos a través del EPAS. La participación del ente provincial se concretó como parte de la asistencia técnica y profesional que se realiza a los municipios encargados de la prestación del servicio.

Es importante recordar que la localidad tenía problemas con el abastecimiento de agua potable en la época estival, debido a que el túnel dren que fue diseñado como sistema de bombeo para alimentar la cisterna ubicada en la localidad funciona de forma deficitaria.

Desde el EPAS se proyectó una obra que tuvo como objetivo reemplazar los caudales que debía aportar el túnel dren, que contempló la ejecución de tres perforaciones a la vera del río Neuquén, las que fueron acompañadas por un acueducto de interconexión de pvc de 20 centímetros de diámetro.

Las perforaciones están ubicadas a una profundidad de aproximadamente nueve metros. En cada una de ellas se instaló una electrobomba con capacidad para extraer 40 metros cúbicos de líquido por hora y se realizaron las provisiones eléctricas necesarias para ponerlas en funcionamiento. Con la finalización de estos trabajos, se logró una capacidad de bombeo de 120 metros cúbicos por hora, superior a los 100 metros cúbicos/hora que debería estar aportando el túnel dren.