Difícil situación financiera de la Mutual de los Obreros de la Construcción

Debido a que las empresas constructoras retienen los importes de los trabajadores en favor de la Mutual Obreros de la Construcción, la institución local informó que, se ha visto perjudicada financieramente en los últimos meses. Esta situación le genera a la entidad escasez de recursos financieros, lo que imposibilita en la mayoría de los casos, prestar la ayuda a sus asociados en cuanto a salud y alimentación.

Por tal motivo se declaró el estado de Alerta, luego de una reunión de la Comisión Directiva.

En este sentido, el Presidente de la Mutual, José Sansana, indicó en declaraciones formuladas en FM Raíces que “tenemos problemas financieros y económicos, que surgen porque al afiliado no se le depositan los importes en concepto de orden de compras y la cuota social, con lo que se paga farmacia, y por un convenio con las empresas constructoras de la zona hacen de agente de retención de la plata de los trabajadores y ese dinero se podría depositar en unos quince días aproximadamente a favor de las mutuales, demoras que vienen sucediendo desde el mes de septiembre del año pasado, se ha generado una abultada suma ” aclaró el dirigente mutualista.

En otro momento del reportaje realizado por el periodista Marcos Pavlin, sostuvo que “esta demora en consecuencia va a ser más difícil de pagarla, pero a la vez tampoco están demostrando una voluntad mínima en tener una voluntad de pago, sino que ellos (por las empresas) siguen funcionando, siguen comprándose vehículos, siguen aumentando el personal de las oficinas no de obras, pagan a proveedores, pagan a la AFIP pero no a las mutuales” denunció.

Ante la consulta si tuvieron diálogo con las autoridades de las empresas constructoras afirmó que “nosotros los consultamos pero responden que el gobierno no les está pagando, se agarran de deudas como por ejemplo de obras en lugares donde no tenemos afiliados, como excusa de que la provincia no les paga, por tal motivo no nos pagan a nosotros, está el caso de una empresa que quiere una readecuación de precios, de la cual la mutual tampoco es parte. Es decir esto es como una chicana porque ellos le retienen ilegítimamente un dinero que es de los trabajadores, que tendrían que mandar a las arcas de la mutual, con el cual subsisten, pero a su vez esto es más complejo, porque el obrero de la construcción no sólo tiene ayuda en alimentación sino también en salud con esa cobertura que le da la mutual, por eso se resiente el servicio” indicó.

Afirmó que “aducen que el gobierno no está cumpliendo con el período de pago para ellos, pero amen de ello, sea o no cierto, a nosotros no nos importa porque vemos que ellos siguen comprando vehículos, siguen ampliando sus oficinas, no han dejado de ir a los supermercados los arquitectos y los ingenieros, por eso nuestra comisión directiva en conjunto analizó el estado de alerta y asamblea permanente con la posibilidad de una movilización en el transcurso de la semana que viene, si esto no llega a un acuerdo de pago” adelantó.

“Al obrero se le retiene según lo que haya consumido, algunos tienen distintos consumos, pero también les brindamos ayuda por pagos de algunos servicios, ellos nos dejan las facturas para que se las paguemos porque no llegan a fin de mes, nosotros se la pagamos y luego se la descontamos, pero tampoco eso podemos recuperar” informó Sansana.

Aclaró también que “en promedio las empresas deben desde 100 hasta 150 mil pesos, sumando las diez o doce empresas que hay en la zona es una suma muy abultada. A algunas se les envió inclusive una carta documento, intimando el pago, buscando una chicana legal, presentaron concurso de acreedores, por lo tanto siguen reteniendo la plata de los trabajadores. Igualmente nosotros seguimos prestando el servicio de salud porque la mutual se caracteriza por llevar adelante la prestación del servicio de salud a los obreros, ya que es un tema delicado”.

Dijo Sansana además que “hasta antes de septiembre los llamábamos y nos daban una mínima respuesta, había dos empresas que hacían los depósitos pero las otras dos no, ahora son la mayoría las que no cumplen, hay una que está al día, pero las empresas que no han pagado seguramente les haremos una ubicación en alguna oficina de trabajo, porque es difícil ubicarlas, quizá a algún empresario lo encontremos en el casino” ironizó el dirigente mutualista.

Sostuvo que “vamos a buscar un nuevo diálogo con el sector empresarial, ver la posibilidad de destrabar la deuda, el gobierno está al tanto, tiene el detalle de la deuda, algunos empresarios la reconocen a la deuda, pero bueno hay que ver qué salida le encontramos a esto, actualmente nosotros pagamos todo al contado a las farmacias, porque no trabajan con financiación los medicamentos, nosotros también les pagamos de contado a los supermercados, pero las empresas siguen demorando y a nosotros nos siguen perjudicando económicamente, ojalá que podamos empezar a dialogar con plata sobre la mesa, porque nos vienen verseando desde hace seis meses”.

Finalmente insistió que la entidad trata de mantener el diálogo pero si es necesario se hará una movilización la próxima semana, aunque “buscamos que se destrabe la situación, tenemos el recurso para salir a escarchar a estos patrones que se quedan con el dinero de los trabajadores, estamos en alerta y movilización permanente, se va analizando si hay algún acercamiento con los empresarios, esperamos acercamiento del gobierno, sino saldremos a la calle, no queremos empañar nuestros años de trayectoria con esta retención ilegal que hacen las empresas del dinero que pertenece a los trabajadores”. (Entrevista en FM Raíces-Viedma)

Texto: Fabio Medín (Gentileza Emprender Social)