La nueva ley de salud mental se debatió en Bariloche

A pesar de la falta de gas, más de 140 personas participaron de las “Jornadas Provinciales de Derechos Humanos, Salud Mental y Adicciones”, organizadas por la Delegación Andina del Ministerio de Desarrollo Social de Río Negro, el Servicio de Salud Mental del Hospital Zonal Ramón Carrillo y la Delegación Rionegrina del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), que tuvieron como sede el Aula Magna de la Universidad Fasta.

“Como integrantes de distintas instituciones del Estado, tenemos que trabajar de manera mancomunada para propiciar la aplicación de la nueva Ley Nacional de Salud Mental que, sin duda, significa un nuevo modelo de atención en Salud Mental y que además tiene como antecedente la ley rionegrina que ha sido pionera en Argentina y Latinoamérica”, señaló Julio Accavallo, el delegado del INADI Río Negro, en la apertura del encuentro.

“Conocemos las dificultades para la aplicación de este nuevo modelo pero estamos dispuestos a debatir y buscar la mejor manera de implementarlo para que las personas con padecimientos mentales ya no sean discriminadas y sean incluídas en el conjunto de la sociedad”, agregó.

Las cifras aportadas por Hugo Cohen, asesor subregional en Salud Mental para Sudamérica de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), resultaron contundentes. “Con un porcentaje del 13 por ciento, el principal problema de salud en nuestras poblaciones es el de los trastornos mentales. Ese porcentaje de Latinoamérica asciende al 24 o 25 por ciento en países como Chile o Perú”, explicó quien también fuera impulsor de la reforma del sistema de Salud Mental en Río Negro.

Según Cohen, es “realmente significativo este problema por encima de cualquier otro problema de salud (lesiones por accidentes, hipertensión, diabetes, HIV). Y a pesar de esto, hay miles de personas con padecimientos mentales que no reciben ninguna atención. De modo que el primer problema es la gran cantidad de personas afectadas y el segundo, los pocos, pobres y alejados servicios que hay para dar respuestas”.

Al término de las Jornadas, la psicóloga de la Delegación Río Negro del INADI, Roxana Amendolaro, subrayó: “con esta iniciativa intergubernamental e intersectorial nos propusimos contribuir a la valorización de lo ya transitado a partir de la sanción de la Ley 2440 e incorporar los avances que establece la Ley Nacional de Salud Mental 26.637 como un momento de oportunidad para profundizar un proceso de reforma siempre en curso en lo que hace al reconocimiento de las personas usuarias de servicios de salud mental como sujetos de derecho”.

Prensa INADI