Neuquén: Lanzan régimen especial de regularización impositiva

Rige hasta el 31 de julio y se espera recaudar unos 150 millones de pesos en deudas de impuestos pendientes de regularizar a la fecha. Incluye los impuestos Inmobiliario, Ingresos Brutos y Sellos. No se trata de una moratoria porque no hay quita de capital sino de un régimen de facilidades de pago con disminución de intereses.

La dirección provincial de Rentas, dependiente de la subsecretaría de Ingresos Públicos, pondrá en vigencia este mes un régimen especial de regularización impositiva y facilidades de pago para todo contribuyente que registre deudas en los impuestos sobre los Ingresos Brutos, Inmobiliario y Sellos. Rige hasta el 31 de julio y se espera recaudar unos 150 millones de pesos en deudas de impuestos pendientes de regularizar a la fecha.

Por decreto Nº 1090/12 firmado por el gobernador Jorge Sapag, se ofrecerá a los contribuyentes una herramienta para regularizar su situación impositiva, inclusive a los que tengan planes de pago caducos y deudas en gestión judicial, con una importante reducción de intereses resarcitorios y de financiación.

El régimen contempla planes de hasta 60 cuotas, constituyendo una excelente oportunidad para todos los contribuyentes que necesiten regularizar su situación impositiva, evitando de esta manera próximas ejecuciones fiscales. En aquellos casos en que se realice el pago de contado de la totalidad de la deuda, se accederá a una reducción del 70 por ciento sobre el interés resarcitorio.

Juan Carlos Pintado, director provincial de Rentas, estimó que con este plan de regularización se esperan recaudar unos 150 millones de pesos. “Las autoridades del ministerio de Hacienda realizaron un análisis exhaustivo y se consideró la conveniencia de otorgar un nuevo plan de facilidades de pago, sumado al régimen permanente de este tipo con el que cuenta Rentas y ante la demanda de muchos contribuyentes que manifestaban la necesidad de otro plan de regularización más amplio”, dijo.

“Los puntos principales del nuevo régimen de facilidades comprende -dijo Pintado- la baja de los intereses resarcitorios y extender el máximo de 36 cuotas (como lo es en la actualidad) a 60 cuotas; junto a una serie de beneficios para aquellos contribuyentes que cancelen la deuda de contado, los que tendrán una reducción de hasta el 70 por ciento de dichos intereses”.

Pintado sostuvo que “las deudas de los tres impuestos involucrados en el nuevo sistema, esto es, Inmobiliario, Ingresos Brutos y Sellos, podrán cancelarse de igual forma entre dos y sesenta cuotas, con una reducción de la tasa de intereses resarcitorios menor, pero con una importante disminución en la tasa de financiación. Esto hace que las personas que cuenten con mayor capacidad contributiva, accedan al pago de contado”.

No se trata de una moratoria

Un aspecto que Pintado destacó es que este “régimen no es una moratoria, puesto que de ser así involucraría una quita de capital. Lo que nosotros estamos poniendo en vigencia es un régimen de regularización de deuda en su totalidad, con una disminución en la tasa de interés y en la tasa de financiación, es decir, que se trata de un régimen que favorece a los contribuyentes que cumplen y están al día”.

El funcionario subrayó que “para la dirección provincial de Rentas los únicos que tienen perdón o quita de capital o reducción de capital son los que cumplen. Tal es el caso de los cumplidores que tuvieron este año una disminución del 15 por ciento del capital en aquellos casos que optaron por pagar anticipadamente el primer semestre de 2012 del Impuesto Inmobiliario”. Es un muy buen régimen de facilidades de pago”.

Información en la página web de Rentas

El director provincial de Rentas también ratificó que “se podrán incluir en este servicio de pago deudas impositivas devengadas al 31 de mayo del 2012. La vigencia del régimen especial de regularización impositiva y facilidades de pago será hasta el 31 de julio”.

Informó que “a través de la página web del organismo, se difundirán los beneficios y condiciones que deben reunir los vecinos para acogerse al plan, en detalle y según el caso de cada contribuyente. También la fecha exacta en que la gente podrá dirigirse a la sede central de la dirección, a las delegaciones de Rentas que se encuentran en los municipios del interior como así también en los barrios capitalinos”.

Por último, agregó que “todos aquellos contribuyentes que tengan planes de facilidades, ya sean caducos o en vigencia, si consideran que este nuevo programa los beneficia, podrán liquidar el plan anterior y pasarse al nuevo régimen. También se pueden incluir deudas que estén gestión judicial a través de la Fiscalía de Estado de la Provincia”.

Prensa Neuquén