Se demandará a empresas privadas que rompan caños de Aguas Rionegrinas

Ante las roturas de caños producidas esta semana en las ciudades de Viedma y Gral. Roca, en ambos casos producto de trabajos no autorizados que realizaban empresas privadas; Aguas Rionegrinas S.A. Iniciará acciones legales por los daños y perjuicios ocasionados.

El pasado miércoles 20 los vecinos de la zona Este de Gral. Roca debieron padecer un corte prolongado de agua a raíz de una rotura sobre cañería de calle Vintter. La misma fue producida por la empresa constructora TGL Obras SRL. Es la segunda oportunidad en menos de 40 días que dicha constructora rompe cañerías de agua en la misma zona.

Los trabajos que realiza dicha constructora a la altura de las instalaciones de la firma Ex-Salud, se realizaron sin la autorización correspondiente expedida por la empresa estatal.

Entre los días miércoles y jueves, personal de Aguas Rionegrinas, realizó el recambio del tramo de cañería dañado y en horas del mediodía pudo restablecerse el servicio de agua potable en los barrios Campamento, Parque Industrial, Islas Malvinas, Las Angustias, Progreso y Stefenelli Norte.

En tanto que el jueves 21, en la ciudad de Viedma otra empresa privada, en este caso la Constructora Baszkir; rompió una cañería ubicada en las calles Juan B. Justo y Juan Manuel de Rosas. Esta rotura dejó sin el servicio de agua durante cinco horas a toda la ciudad.

Los trabajos que se realizaron en horas de la noche consistieron en el recambio del tramo del caño de asbesto cemento dañado. Este caño abastecía a un importante ducto de alimentación lo que generó grandes pérdidas de agua mientras duró la reparación. El servicio en la capital provincial se normalizó a las 22 horas.

Son reiterados los casos en que en distintos puntos de la provincia empresas de servicio o constructoras privadas trabajan sin permiso de interferencia de la empresa estatal Aguas Rionegrinas, rompen cañerías, y en la mayoría de los casos se retiran del lugar sin dar aviso correspondiente de los daños causados. Esta situación perjudica notablemente a los vecinos que deben padecer la carencia del servicio de agua por horarios prolongados; más allá de los daños patrimoniales ocasionados a la empresa.

El inicio de demandas legales busca evitar que se repitan estas situaciones e intenta que se cumpla con el debido pedido de solicitud de interferencia antes de iniciar los trabajos.

Prensa ARSA