Ante posible suspensión del receso invernal en escuelas con clases suspendidas‏

Ante el anuncio del gobernador de que ha instruído al ministerio de Educación para que las escuelas que hayan perdido más de 10 días de clase no tengan receso escolar, para recuperar los días perdidos, desde la Conducción provincial de la UnTER, sostenemos:

– Con medidas unilaterales e inconsultas, determinadas por fuera de las estructuras normales y reglamentarias de decisión que existen en el sistema educativo, como el calendario escolar, el cuerpo colegiado y la articulación entre el gobierno político y el gobierno institucional del sistema educativo, difícilmente puedan llegarse a resolver problemas que requieren de la voluntad mancomunada de docentes, familias y autoridades, como son los graves problemas edilicios heredados de la gestión anterior y que no tienen origen concreto en ninguna de las partes actuales del sistema educativo.

– Solamente a través de la vía del consenso y de la voluntad de acción colectiva es posible enfrentar una coyuntura donde además le caben responsabilidades a la gestión de gobierno actual, por los retrasos y dificultades que ha tenido para resolver varias cuestiones edilicias y de funcionamiento del propio sistema educativo.

– Todos sabíamos que la gestión burocrática del Estado en materia de licitaciones y contrataciones, era un impedimento para la agilidad en la resolución de los problemas, pero la realidad es que esta gestión todavía no ha encontrado la forma de mejorar esa falla estructural del Estado y por lo tanto necesita mucho más de la comprensión que del mal humor y la bronca de la docencia y la comunidad educativa. Por lo tanto debiera hacer un gran esfuerzo en modificar su actitud al respecto.

– Instamos al gobernador y a las autoridades educativas a establecer canales de diálogo y consenso en cada comunidad escolar, que permitan encontrar una forma de resolver con rapidez los problemas edilicios y la necesaria estrategia de recuperación de los aprendizajes de nuestros alumnos. Que se dejen de lado medidas unilaterales y verticales que tienen sólo objetivos disciplinadores.

-Todos sabemos que cuando en la gestión anterior se obligó a familias y docentes, incluso con extraños acuerdos con alguna dirigencia sindical, a recuperar días de clases durante parte del receso invernal o prolongando el ciclo lectivo en diciembre, la recuperación real no existió y sólo hubo bronca, resistencia y muchos reproches de todas partes. No hubo recuperación ni ninguna mejora en la educación para el estudiantado, que debiera ser el principal motivo de nuestros desvelos, más allá de las disputas político territoriales, político partidarias o sindicales, que se despliegan por estos días en torno a la situación de los edificios escolares.

Prensa UnTER