Recalt denunció gravísimas irregularidades en la comisión de fomento de Colán Conhue

La legisladora Sandra Recalt consideró infundados y teñidos de una clara intencionalidad política los contenidos de una carta de lectores publicada este martes en el principal matutino de la provincia a través de la cual, varios vecinos de Colán Conhue, fustigan con duros términos al director de Comisiones de Fomento Hugo Valenzuela.

Recalt opinó que “la carta está hecha por el propio comisionado del paraje que, amedrentando a los vecinos y apelando a las prácticas patoteriles que lo caracterizan, los obligó a firmarla para lograr un espacio en la prensa que le permita sostener una gestión atravesada por corrupción y manejo irregular de los fondos que le corresponden a los habitantes de Colán Conhue”.

“El comisionado Gumersindo Montiel debería explicar donde tiene los 17 mil 500 pesos que recibió antes del 30 de abril de este año para comprar leña, y dónde puso los quince mil kilos de leña que recibió del Ministerio de Desarrollo Social, porque parece ser que esa leña nunca llegó a sus beneficiarios pese a que el gobierno de Alberto Weretilneck la aportó en tiempo y en forma. Es una vergüenza -acentúo la legisladora de la región sur- que este maldito personaje le haya negado la leña a las mujeres que perciben la asignación universal por hijo, como si ese dinero que les corresponde por derecho propio fuera un requisito para quedar excluidas de los programas asistenciales de la provincia. La pregunta -inquirió la legisladora- es qué hizo con esa leña que estaba destinada a esas madres, porque no sería de extrañar que la haya vendido como era habitual durante la gestión de Miguel Saiz”.

“Es increíble -agregó- que le haga decir a los firmantes de esa carta que VIARSE no atiende los caminos, cuando me consta personalmente que desde que asumió la actual gestión las máquinas de vialidad han estado presente, lo que sí -acentuó Recalt- es que ahora no pasan por los cuarenta kilómetros que tiene que recorrer Montiel para llegar a su campo, lugar donde realizaba fiestas particulares tamizadas por el juego clandestino y donde VIARSE llegaba siempre, por imperio de su ex titular y amigo Miguel Pedranti.”

“Tengo que recordarle a Montiel -subrayó la parlamentaria- que en una visita de Hugo Valenzuela a la comisión y de la que yo también participé nos encontramos con la ingrata sorpresa de que su señora esposa, Celia Romero, había facturado en tres meses 125 mil pesos por acarreo de agua al paraje, un servicio mentiroso pues es imposible que para recorrer los seis kilómetros que median entre la fuente de agua y Colán Conhue se pueda llegar a facturar tamaño monto y en tan poco tiempo, para llenar, además, una cisterna de apenas 10 mil litros. Claro -ironizó la legisladora- que ella facturaba por viaje el transporte de 20 mil litros de agua, algo realmente increíble pues la cisterna del paraje sólo puede contener la mitad de ese volumen.”

“Otra cosa insostenible es que el comisionado insista en mantener la sede de la Comisión de Fomento en su propia casa cuando hay disponible una vivienda construida para darle funcionalidad a la comisión. Pese al requerimiento formal que se le hizo desde la dirección de Comisiones de Fomento, Montiel insiste en mantener en su casa la oficina pública de la Comisión de Colán Conhue, privatizando, de esta manera, todas las relaciones que debe mantener como funcionario público. Tal vez no lo sepa y le vendría bien enterarse por este medio, que lo que está haciendo como funcionario público, al usar su casa como sede de sus tareas, es un claro incumplimiento a los deberes que le competen, y una causal para ser removido de su cargo si rápidamente no cambia de actitud -dijo finalmente la legisladora Recalt.”

Prensa Bloque FpV