Restricción al uso de amonios cuaternarios en empaque de fruta

Técnicos de INTA, CIATI, CAFI y empresas privadas se reunieron y consensuaron algunos aspectos relacionados a las recientes restricciones impuestas en Europa al uso de amonios cuaternarios.

Desde el año 2004, en Europa, los compuestos de amonio cuaternario no se pueden utilizar como productos fitosanitarios aplicados directamente sobre la superficie de la fruta, ya que fueron excluidos del Anexo I de la Directiva 91/414/CEE del Consejo.

La presencia de estos compuestos sobre la fruta, aún a niveles muy bajos (0,01 ppm), puede significar el rechazo por parte de los compradores europeos. Recientemente, la Asociación Europea de Productos Frescos (FRESHFEL) notificó la presencia de cloruro de benzalconio (BAC) y cloruro de didecylmethylamonio (DDAC) sobre la superficie de frutas y verduras provenientes de terceros países, pero también de Europa. En el caso particular del DDAC, el pasado viernes 13 de julio, la Asociación de Exportadores de Frutas Frescas del Hemisferio Sur (SHAFFE) informó la definición de un límite provisorio de 0,5 ppm.

En los establecimientos de empaque de la región Patagonia Norte, estos compuestos se utilizan ampliamente como desinfectantes en instalaciones y equipos. Es importante señalar que en el caso de aplicación sobre superficies que pudieran entrar en contacto con la fruta, se debe realizar un enjuague con agua limpia, posterior a su uso.

En la actualidad no se dispone en el país de la tecnología para realizar análisis de residuos de estos compuestos en la fruta, pero se estima que la misma estaría disponible a partir del mes de agosto en el Centro de Investigación y Asistencia Técnica a la Industria Agroalimentaria (CIATI).

Por éstas razones, se recomienda especialmente no utilizar productos que contengan amonios cuaternarios en su composición para la higiene del establecimiento, fundamentalmente en el caso de procesar fruta con destino a Europa. Además, se debe prestar especial atención a la posible contaminación cruzada que pudiera ocurrir cuando se trabaja fruta para otros mercados, previo al trabajo con destino a Europa.