Mendioroz: “Por no nombrarlos, los problemas no desaparecen mágicamente”

En declaraciones periodísticas, el presidente del Bloque de la Concertación, Bautista Mendioroz, fue consultado sobre cuáles son a su entender los principales problemas que aquejan al país en estos tiempos y respondió “…todos los premios se los llevan la inflación, la inseguridad y la pobreza. Pero también son inquietantes, la desaceleración de la economía, el empleo en negro, la energía, el estado de los transportes, el deterioro brutal de la competitividad de las economías regionales, el cepo cambiario, la censura de algunos programas periodísticos, la fuga de capitales, la intolerancia y la crispación social, la megaminería, la caída de la inversión y la actual destrucción de puestos de trabajo, entre otros”.

“Lo que no deja de sorprenderme, porque me parece algo con rasgos patológicos, una manía, es que el gobierno nacional no nombre a la inflación y a la inseguridad, que son palpables y están presentes en todas las regiones del país y que atraviesan a todas las clases sociales y crea que por no nombrarlos, no existen”, acotó el dirigente radical.

“La inseguridad es cada vez más preocupante por el grado de violencia y de muertes que acarrea y lo único que se ve es cómo el gobierno nacional, o bien lo desconoce o bien culpa las gestiones provinciales o de la ciudad de Buenos Aires; y respecto de la inflación, que ya ronda entre un 23% y un 25%, basta decir que, un billete de $ 100 (cien pesos) compra hoy lo que en enero de 2007 se adquiría con $35 (treinta y cinco pesos)”.

Continuó diciendo Mendioroz que, “ahora, el único ‘efecto derrame’ que se observa es que la Nación se queda con casi todos los recursos y no cumple con la ley de coparticipación y ‘terceriza’ hacia abajo, el ajuste en las provincias y municipios. Por eso, la inflación y la inseguridad se relacionan con otros de los problemas que el gobierno pretende que naturalicemos y de los que ya casi nadie habla, que son la pobreza y la desigualdad social. Según el Observatorio de la deuda Social de la Universidad Católica o según SEL (Sociedad de Estudios Laborales), hoy hay en Argentina más de 9 millones de pobres y más de 3 de indigentes (un 24% de pobres y un 9% de indigentes aproximadamente). Y la desigualdad social, expresado como diferencia entre el 10% más rico de la población y el 10% más pobre, llega a 26 veces. Una catástrofe social de trágicas consecuencias intergeneracionales”.

Para terminar, Mendioroz instó al gobierno al dialogar con los partidos políticos de la oposición así como con otros sectores sociales “sin prejuicios, sin creer que se tiene la verdad revelada; para que la democracia y la república, hoy muy afectadas, vuelvan a ser importantes para la ciudadanía; porque sin política, sin diálogo, sin democracia y sin república, no hay futuro posible en paz y progreso”.

Prensa B. Mendioroz