Junto a Buryaile, Weretilneck destacó el crecimiento de la ganadería rionegrina y su genética

El gobernador Alberto Weretilneck, y el ministro de Agroindustria de Nación, Ricardo Buryaile, encabezaron hoy el acto de la 4º Exposición Nacional Patagónica Hereford y 27º Exposición Ganadera, Industrial y Comercial de Primavera, en General Conesa.

Ambas autoridades destacaron el crecimiento de la actividad en la Provincia, así como la mejora obtenida en la calidad de los animales.

El funcionario nacional ratificó, ante los productores ganaderos, que no se va a permitir bajo ningún concepto el ingreso de hueso plano del norte del país hacia la Patagonia.

Acompañaron la ceremonia la intendenta de la localidad, Alejandra Mas; el presidente de la Sociedad Rural de General Conesa, Gonzalo Guanes; el secretario General de la Gobernación, Matías Rulli; el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Marcelo Martin, y su par de Chubut, Hernán Alonso; y el presidente de la Federación de las Sociedades Rurales de Río Negro, Marcelo Casagrande.

También estuvieron presentes el secretario de Fruticultura, Alberto Diomedi; los subsecretarios de Ganadería, Norberto Tabaré Bassi, y de Agricultura, Nicolás Stier; el director del Centro Regional Patagonia Norte de SENASA, Ricardo Sánchez; el legislador Rodolfo Cufré; y el intendente de Río Colorado, Gustavo San Román, entre otros.

En el acto, el Mandatario hizo entrega de un aporte de $120.000 para colocar una antena radial VHF, con el objetivo de mejorar la comunicación en el ámbito rural; otro de $600.000 -de un total de $800.000-, que se destinarán a la construcción del salón de usos múltiples de la entidad; y un tercero de $75.000, para colaborar con los gastos de organización del evento.

El Gobernador agradeció la presencia del Ministro Buryaile, primer funcionario en ese cargo que visita la exposición rural de General Conesa, y resaltó el compromiso que éste ha tenido con la ganadería, al tomar la decisión “técnica, sanitaria y política de unificar comercialmente a toda la Patagonia, meses atrás”.

“La ganadería rionegrina, neuquina y patagónica venía, desde hace más de 30 años, tratando de lograr un status sanitario único, y fuiste vos quien tomó la decisión, a pesar de todos los intereses de los vecinos del norte e inconvenientes que esto conllevaba, de permitir la unificación”, señaló Weretilneck.

Más adelante, el Gobernador recordó la situación de la ganadería rionegrina en la última década al valorar el crecimiento obtenido últimamente: “Veníamos de fuertes sequías, de la incertidumbre de no tener un status sanitario definido y, fundamentalmente, con la ausencia de un vínculo entre la producción y el Estado”.

Remarcó que la sequía se llevó la mitad del stock ovino de la Provincia, una de las pérdidas de capital más grandes que se hayan dado en la ganadería y que afectaron la economía regional: “En el año 2010, Río Negro había quedado con 400.000 cabezas de ganado bovino y hoy, cinco años y medio después, hemos llegado a las 600.000, una recuperación del 62%”.

“Este es el primer hecho contundente si tenemos en cuenta desde dónde partimos a cómo estamos hoy”, afirmó y mencionó, como segundo hecho destacable, que la Provincia se está convirtiendo en “proveedora de ganado para la Patagonia”.

“Hace dos años vendíamos al norte del río Colorado 50.000 animales terminados, y el año pasado bajamos a 3.000, lo que significa que hemos dejado de ser proveedores de esa zona para empezar a ser abastecedores exclusivos de la Patagonia”, aseguró.

Weretilneck ratificó que se trata de número reales y no de interpretaciones o subjetividades al indicar que “en 2010 faenábamos en la Provincia 100.000 cabezas de ganado y este año hemos batido el récord, llegando a 150.000 faenadas en territorio provincial. Antes terminábamos, al norte del río Colorado, 90.000 cabezas; y hoy estamos terminando menos de 40.000”.

“Creo que a partir de la unificación de la barrera, meses atrás, el horizonte es mucho más favorable todavía. En primer lugar, porque tenemos una demanda enorme que nos espera: 2.000.000 de habitantes ansiosos por consumir las carnes rionegrinas. Y en segundo término, porque les da a todos ustedes, cabañeros y productores, la previsibilidad buscada durante años, de tener el más alto status sanitario que pueda tener la ganadería, que abre las puertas también para mirar la exportación como proyecto a mediano plazo”, sostuvo.

Más adelante, mencionó que el “gran desafío ahora es bajar los costos de las terminaciones. Si bien se ha pasado de 40 a 130 engordes a corral en territorio rionegrino, con un stock de 70.000 cabezas, hay amenazas que tenemos que ver entre todos cómo resolvemos. Tenemos que desarrollar la agricultura. Tenemos que proporcionarnos nuestros propios granos y nuestras propias pasturas si queremos seguir siendo competitivos y más eficientes”.

En este marco, mencionó las perspectivas que se abren para el sector con la política hídrica que está implementando el Gobierno Nacional y el interés manifestado por inversionistas internacionales, y comprometió todo el apoyo del Gobierno a los productores para crecer en producción de alimentos y ganado.

El Mandatario también dedicó un párrafo a la calidad de animales que se están exponiendo en la Provincia: “Hoy estamos viendo ganado con una genética que no veíamos años atrás. Esto también marca dónde estamos parados hoy”.

Finalmente, aseguró que se seguirá trabajando para terminar con la inseguridad.
En este sentido, informó que se han hecho 690 inspecciones a comercios de la Provincia para detectar faena y venta no autorizadas de carne, pero “la solución no está solamente por ese lado, sino que se necesita también mejorar la infraestructura y en darle a nuestras brigadas rurales de la Policía mayor equipamiento, cosas que vamos a tener para fin de año”.

Por otra parte, el presidente de la rural anfitriona, Gonzalo Guanes, destacó el crecimiento de la ganadería en todo el territorio, y las buenas perspectivas que se presentan para el sector. En este sentido, valoró y agradeció las herramientas financieras que el Gobierno Provincial ha puesto a disposición del campo, en referencia a los créditos para compra de reproductores, maquinaria para forraje, cultivo de maíz y para incentivar la producción de alfalfa.

Finalmente, pidió a las autoridades provinciales seguir trabajando para controlar la inseguridad en la zona rural y prevenir el abigeato y la faena clandestina; y a la Nación “no ceder ante pretensiones de La Pampa de ingresar carne con hueso hacia la Patagonia”.

Buryaile: “No vamos a permitir el ingreso de costilla plana desde el norte del país”

Seguidamente, hizo uso de la palabra el Ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, quien explicó los dos puntos fundamentales por los que tomó la decisión de unificar comercialmente a la Patagonia y no permitir el ingreso de hueso plano desde el norte del río Colorado.

“Decidimos la unificación porque entendíamos que el sustento técnico así lo permitía y porque era una decisión política correcta. Había productores y producciones en una situación que postergaba a vastos sectores de la comunidad de Río Negro. Tomamos una decisión correcta sin poner en riesgo el status sanitario de la Patagonia que tanto costó conseguir, más allá del desacuerdo de algunos”, afirmó.

Como segundo punto, el funcionario nacional aseguró: “Por el momento, y mientras estemos en conversaciones con la Unión Europea y con Estados Unidos, no vamos a permitir el ingreso de costilla plana del norte del país”.

“No es solamente de una provincia hermana como es La Pampa, sino de todo el norte. Queremos otorgar previsibilidad. Mientras estemos en negociación, no vamos a cambiar la situación porque sería poner en riesgo todo lo que se ha avanzado en esta materia”, ratificó.

Adelantó que, una vez superada la instancia de diálogo, se entrará en los plazos previsibles y de análisis lógicos sobre los pasos a seguir.

Como tercer punto, Buryaile afirmó que se debe trabajar con énfasis en el aspecto sanitario: “Tenemos que hacer un enorme esfuerzo para que la barrera sanitaria sea efectivamente una buena barrera sanitaria. Tenemos que cuidar el status de la Patagonia, que es lo que permite hoy proyectar a esta región y soñar con poder exportar el día de mañana detentando el mayor status sanitario animal que pueda tener una región, como es el ser libres de aftosa”.

“En materia de carnes, entendemos que lo mejor que nos puede pasar como país es trabajar en forma conjunta Nación, Provincia y municipios”, señaló.
Finalmente, el Ministro nacional adelantó que ya se trabaja en el dictado de cursos sobre tipificación de las carnes: “Quien mayor calidad tiene, mayor precio tiene que obtener, y esto es algo que nos hace falta porque consideramos que la ganadería va a ser el motor de despegue de la economía de muchas regiones”, concluyó.