Tim Burton regresa con personajes extraños

Un orfanato abandonado es la puerta de entrada a un mundo y a un tiempo paralelos, donde se corre un alto riesgo.

MISS PEREGRINE Y LOS NIÑOS PECULIARES  
DIRECCIÓN: Tim Burton.
ORIGEN: Bélgica, Reino Unido y EEUU.
GÉNERO: fantasía y aventura.
AÑO: 2016.
CON: Eva Green, Asa Butterfield, Samuel L. Jackson, Allison Janney, Chris O’Dowd y Judi Dench.
DURACIÓN: 127 minutos.
CALIFICACIÓN: para mayores de 13 años.

Las costas de Gales encierrran secretos. Así lo descubre Jacob Portman, quien a sus 16 años, es lanzado por una tragedia familiar a recorrer distintos lugares hasta que encuentra lo que fue hace tiempo una gran casona: el hogar de “Miss Peregrine y los niños peculiares”.

Entre las ruinas del lugar, el protagonista descubre que allí vivió su propio abuelo, el origen de esta historia y quien le deja pistas para seguir justo antes de morir en circunstancias extrañas. En su familia, él era su mayor contención y quien lo protegía e impulsaba a la aventura, pese al temor de sus padres.

De lo que resta en las habitaciones abandonadas se evidencia que quienes las ocupaban tenían poderes fuera de lo habitual, pero aún hay muchos misterios. Quizás algunos (o todos) hayan sido peligrosos, quizás estaban internados por una enfermedad, quizás se refugiaron de alguna persecución, quizás tenían enemigos temibles. Y quizás estén todavía vivos, pese a todo el tiempo transcurrido.

Es que la isla del orfanato no está deshabitada, sino que en ella se reúne un grupo de niños que desarrollaron poderes increíbles para defenderse de los que buscan eliminarlos, en una lucha sin cuartel que atraviesa diferentes mundos y tiempos paralelos. La entrada a ese espacio alternativo está custodiada por la enigmática Miss Peregrine, quien será la que guíe al joven Jacob a través de un camino de autodescubrimiento hasta que descubra sus propios secretos y desarrolle sus poderes ocultos. Él también es un niño peculiar, sin saberlo aún.

La película implica el regreso de Tim Burton al mundo fantástico que tanto le atrae, esta vez basado en una novela de Ransom Riggs. Lo extraño es el elemento ideal para el desarrollo del director, escritor y productor, que a los 58 años ha visto el éxito y la caída por partes casi iguales a lo largo de sus casi 30 películas en total, incluyendo cortometrajes.

Títulos memorables como “El joven manos de tijera”, “Charlie y la fábrica de chocolate”, “Marcianos al ataque”, “El gran pez” o tres “Batman” (entre 1989 y 1995), se enroscan con los prescindibles “Alicia a través del espejo” (visualmente impecable, pero a la que le faltaba carnadura), “El planeta de los simios”, “Big eyes” o “Sombras tenebrosas”. De la actuación de estrellas de Hollywood hasta la animación en stop motion, parece que nada se le resiste a su imaginación, que empuja las historias hasta más allá del límite de los guiones. Dos tercios de su producción nació de libros con prestigio y fama precedente, que él reformuló hasta hacer versiones propias y con su sello indeleble.

Esa personalidad avasallante lo hizo merecedor de múltiples reconocimientos, como los premios Globo de Oro o Bafta, o el ser designado Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de Francia. El Oscar se le sigue negando: fue nominado dos veces en Mejor Animación (“El cadáver de la novia” en 2006 y “Frankenweenie” en 2012), pero no ganó.

En esta nueva producción se rodeó, entre otros, de Asa Butterfield, Eva Green, Judi Dench, Terence Stamp y Samuel L. Jackson, como el malvado de turno.

El guión es de Jane Goldman, el mismo responsable de “Kingsman: servicio secreto” y de “X-Men: primera generación”.

vía lagaceta.com.ar