El precio del gasoil pierde beneficios en la Patagonia

En noviembre de 2015 se festejó con bombos y platillos la instauración de la denominada “zona patagónica” para los combustibles líquidos, de la mano de la ley 27209 también conocida como ley Pichetto-Pereyra. A poco más de dos años de esas celebraciones la zona se prepara para comenzar a decirle adiós a parte de ese beneficio, por lo menos, para el combustible vinculado a la actividad productiva e industrial: el gasoil.

La modificación, que flexibiliza los alcances de las excepciones, se dio por medio de la ley 27430/17, la Reforma Tributaria que fue aprobada la semana pasada en el Congreso. El principal cambio introducido es la derogación del artículo 7º que exceptuaba del pago del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC) a los consumidores de las provincias de Neuquén, La Pampa, Río Negro, Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, la Antártida e Islas del Atlántico Sur, el departamento de Malargüe en Mendoza y el partido de Carmen de Patagones en Buenos Aires.

La nueva norma, en el artículo 135, marca que esa excepción ya no se mantiene para el caso del gasoil, el diesel oil y el kerosene, que pasarán a pagar un poco más de la mitad del monto fijo que se abonará en el resto del país. En detalle mientras en el resto del país el monto fijo –que reemplaza a la vieja fórmula de porcentajes– es de 4,148 pesos por cada litro, en la zona patagónica la suma fija es de 2,246 pesos por litro.

Según el texto la modificación entrará en vigencia el 1 de marzo y se actualizará trimestralmente por el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*